Click on the flag to choose the language.

El viaje empezó en Tegucigalpa y terminó en Guatemala, pero la convocatoria que dio el impulso inicial estaba en El Salvador, del 30 de agosto al 2 de septiembre, en el Congreso de Amerindia para celebrar los 50 años de la Conferencia de Medellín.

Honduras fue un buen arranque para esas dos semanas y media y para cumplir el primer objetivo: visitar a Mons. François Lapierre. François, ex asesor mundial del MIEC y del MIIC, obispo emérito de Saint- Hyacinthe, en Quebec, reside y trabaja desde hace unos meses en un centro de formación y espiritualidad gestionado por la Universidad Católica de Honduras. Este centro se llama Tabor, a 17 kms de Tegucigalpa, a buena altura; allí François ha encontrado un hermoso espacio para seguir siendo misionero, disponible para quien le pide cualquier servicio, escuchando y acompañando múltiples y variadas historias de vida y de fe.

Los movimientos nacionales de Chile, Brasil, Colombia, Panamá, Perú, Paraguay, Uruguay, además de un invitado de Argentina, nos hemos reunido para revisar nuestros compromisos como profesionales en el continente; no pudieron participar República Dominicana, Haití, Bolivia, Ecuador y Guatemala.

En continuidad con los lineamientos de la reunión de Lima 2015, guiados por nuestra metodología de revisión de vida, atentos a la situación actual de nuestros pueblos e iluminados por la encíclica Laudato Sí, asumimos los nuevos desafíos que queremos transmitir a través de este documento.

 “Sí, yo voy a crear un cielo nuevo y una tierra nueva. […] El lobo y el cordero pacerán juntos, el león comerá paja como el buey y la serpiente se alimentará de polvo: No se hará daño ni estragos en toda mi Montaña santa, dice el Señor.” (Is. 65, 17a. 25)

Temas tratados por Javier Iguiñiz (ex presidente PR MIIC) en su intervención en el panel intitulado: "Qué le dicen los políticos a los pastores y a las comunidades  cristianas?" en el Encuentro de católicos con responsabilidades políticas al servicio de los pueblos latinoamericanos (Bogota 1-3 diciembre 2017). El panel fué moderado por el Cardenal Ouellet, Responsable por la Comisión para America Latina del Vaticano.

Dos puntos iniciales: Que den razón a la esperanza, y que se apoyen en la tradición profética de la Iglesia Latinoamericana de Medellín a Aparecida

INTRODUCCIÓN

Entre los días 26 y 29 de junio de 2015, nueve movimientos nacionales del MIIC de América Latina y el Caribe nos reunimos en Lima, Perú, para reflexionar sobre nuestras realidades y el caminar de nuestras comunidades. En este documento final, deseamos comunicar lo más importante que hemos descubierto en estos días y las orientaciones y tareas que definimos para el próximo período.

ORIENTACIONES

1. Hemos reflexionado sobre las injustas desigualdades en nuestros países, su relación con una pobreza que ha disminuido pero aún nos indigna, los desafíos que ello nos plantea así como los caminos de compromiso que se nos abren.

¿Cuál es su valoración de la situación de Pax Romana?

    Cuando uno piensa y comparte con otras personas sobre Pax Romana emergen muchos aspectos, que pueden ser por ejemplo la experiencia de vida en comunidad de fe, la apertura a una experiencia y vivencia de una espiritualidad personal y en algunos casos (el mío) en pareja. En este sentido tiene un valor muy grande la pertenencia a Pax Romana, por ser la forma más cercana y concreta de “ser católico2” o de ser iglesia que he encontrado y he experimentado desde hace muchos años ya. Hay otros aspectos, como la posibilidad de participación en Iglesia (desde la local hasta universal), pero también la apertura a muchos temas, como la teología, la elaboración y la búsqueda de referencias teóricas (de tipo filosófico, político, sociológico, de economía, sobre solidaridad y DDHH, etc.), la apertura a personas, contactos directos, testimonios y amistades y también los textos compartidos o sugeridos.

Pax Romana se presenta com Amicus Curiae

El 12 y 13 NOV en Brasilia (Brasil), la Corte Interamericano de DD.HH (Corte IDH) celebra la audiencia del caso: “DESAPARECIDOS EN EL PALACIO DE JUSTICIA, noviembre de 1985, Bogotá”


Cerca de Dios… cerca de los pobres

 Con motivo de los 50 anos de la apertura del Concilio Vaticano II y de los 40 del inicio de la Teología de la Liberación nos hemos reunido en el Congreso Continental de Teología en la Universidad de Unisinos de Sao Leopoldo/RS Brasil. Al llegar al final  dirigimos a nuestras Iglesias y pueblos un mensaje para compartir lo que hemos escuchado y dialogado, vivido y celebrado.

 Hemos participado 750 personas entre jóvenes y adultos, laicas y laicos, religiosas y religiosos, sacerdotes y obispos y hermanas y hermanos de otras confesiones cristianas. Proveníamos de los diferentes países de América Latina y del Caribe, de América del Norte y de Europa. Hemos vivido un verdadero kairós y movilizado la comunidad teológica del Continente.