Click on the flag to choose the language.

  1. Pax Romana recomienda al Estado colombiano:

 Desmantelar los grupos criminales al margen de la ley y mejorar la eficacia de las instituciones de justicia y la fuerza pública frente a los nuevos fenómenos de violencia como las Bacrim, entre otras bandas derivadas del paramilitarismo, en el marco de  los puntos 3, 4 y 5 de los acuerdos de Paz de la Habana. 

A pesar de los opositores a la paz y la justicia.

Le hago llegar el artículo que me ha sido publicado en OBSUR (revista digital editada en el Uruguay), acerca de la crucial  coyuntura que vive el país hoy alrededor del plebiscito sobre los acuerdos de paz. Si bien el artículo fue enviado antes de los últimos acontecimientos el tiene toda vigencia. Agradezco sus comentarios  u observaciones.

Los hechos recientes y los inminentes alrededor del proceso de paz entre el Gobierno y las FARC-EP configuran un ambiente de gran esperanza, alegría e indudable crecimiento político en Colombia.

Los hechos

Los enumeramos de forma breve. En primer lugar, de seis puntos que componen la agenda de negociación entre el Gobierno y las FARC ya se han firmado cinco[1]. El más reciente[2] es de capital importancia pues significa el fin de un conflicto que ha durado ya 60 años, entre el estado y la guerrilla más fuerte del país, que ha dejado millones de víctimas[3]. Este acuerdo comporta varios elementos muy importantes, a saber: “Cese al fuego y de hostilidades bilateral y definitivo y dejación de armas”.

El pasado 21 de octubre el Movimiento de profesionales católicos de Medellín invitó a Nicanor Restrepo Santamaría[i], a exponer públicamente su visión acerca de la importancia del proceso de paz que actualmente desarrollan el gobierno nacional de Colombia y la guerrilla de las FARC EP en la Habana, Cuba. Decidimos como movimiento proponer al “Centro de fe y culturas de Medellín”, de la Compañía de Jesús, que conjuntamente con nosotros convocara a la conferencia. Dicha estrategia resultó exitosa y a la conferencia asistieron más de 200 personas.